Lorca: Nuestra CIUDAD

Es una ciudad monumental situada en el municipio español perteneciente a la Región de Murcia, está asentada sobre el valle del Río Guadalentín en el sureste de la península ibérica y ruta de paso obligado entre Levante y Andalucía.

Es la tercera población en importancia de la Región de Murcia con 94.404 habitantes, de ellos, 59.397 corresponden al casco urbano y el resto a sus 39 pedanías, distribuidas a lo largo y ancho de los 1.675 km cuadrados. Es el segundo municipio más extenso de España.

Cuenta con una extraordinaria diversidad de atractivos que nos llevan desde el mar Mediterráneo y sus 11 km. de costa virgen a las elevadas cimas de sus Tierras Altas en el pico de El Gigante de 1.496 mts. de altura.

La temperatura media anual es de 18° y se disfrutan de 300 días de sol al año, con escasas precipitaciones que no alcanzan los 300 mm.

Gracias a su denso patrimonio Heráldico, es también llamada “La Ciudad de los Cien Escudos”, nombre que le fue otorgado por el antiguo alcalde José Antonio Gallego, mientras que en la antigua época Romana su nombre original era Eliocroca y toma el título de: Ciudad del Sol debido al predominio de días soleados durante todo el año.

Su casco antiguo y el recinto del Castillo, fueron declarados “Conjunto Histórico Artístico”

el 5 de marzo del 1964, siendo el primero de la Región de Murcia en contar con esta distinción.

El Castillo, declarado Bien de Interés Cultural, fue en su época el bastión defensivo que durante más de dos siglos hizo de frontera entre el Reino Cristiano de Murcia y el Reino Nazarí de Granada.

Tras varios años de trabajo en consolidación y rehabilitación, abrió sus puertas en el año 2003 y en la actualidad se pueden hacer visitas guiadas todos los días tanto en su exterior como a su interior.

Dentro del Castillo de Lorca podremos apreciar también donde se ubicaba el barrio judío con su Judería y la Sinagoga del Siglo XV.
Su importancia radica en que es la única Sinagoga Española en cuyo interior se conserva la base del armario (Hejal) donde se guardaba La Torá.

La preservación de los restos, el buen estado de los elementos constructivos y la recreación de la cubierta han convertido a la Sinagoga de Lorca en un tesoro único.

Para finalizar, sus Museos, Monumentos, Palacios, Conventos, Iglesias, Plazas y el Valle del Guadalentín con sus canales y acequias hacen de Lorca una ciudad Monumental.

Origen de su nombre

Son numerosas las leyendas que narran el origen de Lorca, la mayoría tienen un carácter mitológico.
Según Méndez Silva (1.649), un príncipe troyano llamado Elio, junto a un personaje griego llamado Crota, fueron los fundadores de Eliocroca (Lorca), en la época romana tal como mencionamos anteriormente.

También se pensó en una combinación de los vocablos Helios (sol) y Kraton (gobierno) para formar la denominación de Eliocroca (ciudad gobernada por el Sol). Son dos versiones.

Durante la dominación Musulmana, Lorca se convierte en la capital de la Kora de Tudmir y se la llamaba Lurqa.

El significado de esta denominación, sería “la batalla”, probablemente porque fue en esta ciudad donde se produjo el enfrentamiento entre las tropas cristianas y las fuerzas árabes que invadieron la Península en el siglo VIII. La reconquista Cristiana llegó en 1.244 con el Infante Alfonso, hijo de Fernando III.